7 mar. 2012

EL ARTE DE LLOVER

 
En plena sequía, la añoranza de la lluvia puede llegar a convertirse en una obsesión, una desesperanza. Por eso traigo a aquí este bellísimo texto de Pablo Neruda dedicado al arte de llover. Forma parte de su libro de memorias, "Confieso que he vivido", concretamente al capítulo que lleva por título "Infancia y poesia". Me parece tan evocador que casi noto mis pies mojados al leerlo, las gotas corriéndome por la cara. Espero que os guste...

"Comenzaré por decir, sobre los días y años de mi infancia, que mi único personaje inolvidable fué la lluvia. La gran lluvia austral que cae como una catarata del Polo, desde los cielos del Cabo de Hornos hasta la frontera. En esta frontera o Far West de mi patria, nací a la vida, a la tierra, a la poesía y a la lluvia.

Por mucho que he caminado me parece que se ha perdido ese arte de llover que ejercía como un poder terrible y sutil en mi Araucanía natal. Llovía meses enteros, años enteros. La lluvia caía en hilos como largas agujas de vidrio que se rompían en los techos, o llegaban en olas transparentes contra las ventanas, y cada casa era una nave que difícilmente llegaba a puerto en aquel océano de invierno.

Esta lluvia fría del sur de América no tiene las rachas impulsivas de la lluvia caliente que cae como un látigo y pasa dejando el cielo azúl. Por el contrario, la lluvia austral tiene paciencia y continúa, sin término, cayendo desde el cielo gris.

Frente a mi casa, la calle se convirtió en un inmenso mar de lodo. a través de la lluvia veo por la ventana que una carreta se ha empantanado en medio de la calle. Un campesino, con manta de Castilla negra, hostiga a los bueyes que no pueden más entre la lluvia y el barro.

Por las veredas, pisando en una piedra y en otra, contra frío y lluvia, andábamos hacia el colegio. Los paraguas se los llevaba el viento. Los impermeables eran caros, los guantes no me gustaban, los zapatos se empapaban. Siempre recordaré los calcetines mojados junto al brasero y muchos zapatos echando vapor, como pequeñas locomotoras."

1 comentario:

Anónimo dijo...

La Xunta de Galicia, de la mano de la Dirección Xeral de Conservación da Natureza (vaya ironía con el nombre) ha puesto en marcha un plan para exterminar a todos los lobos híbridos (mezcla de lobo y perro asilvestrado) de la Sierra del Barbanza (provincia de A Coruña). El plan comenzará este mes de marzo a cargo de cazadores del lugar que realizarán batidas. Asociaciones ecologistas denunciaron que el año pasado se hicieron batidas autorizadas en esta misma zona y mataron lobos que no eran híbridos que, por supuesto, no fueron declarados.


Asimismo, desde marzo hasta agosto (es decir, en pleno período de cría, con el cual se mata el adulto y se condena a la cría a morir de inanición) se realizarán esperas a cargo de cazadores.


Por si algún animal logra escapar de las batidas y esperas, también se harán trampeos para matar a todos los ejemplares híbridos capturados y a los puros, con la excusa de presuntos estudios científicos, les pondrán un transmisor para saber donde están en cada momento, lo que también puede ser usado en futuras campañas de exterminio.


http://www.lavozdegalicia.es/noticia/barbanza/2012/03/04/lobo-hibrido-barbanza-dias-contados/0003_201203B4C5991.htm

No es lógico que en pleno siglo XXI la Xunta de Galicia no tenga otros métodos que no sean matar a los animales a perdigonazos, y menos en época de gestación y cría. Si lo único que buscasen fuera frenar la hibridación llegaría con esterilizar a los animales no puros y volver a liberarlos, como se hace con los gatos en las ciudades, pero la Xunta de Galicia, de la mano de la Consellería de Medio Ambiente, de nuevo optó por el plomo para tener entretenidos a los cazadores.