16 may. 2011

UN BÚHO EN MI VENTANA



Acaba de ocurrirme. Es una de esas noches en las que me cuesta dormir. Aprovecho para sacar adelante faena, tecleando hasta que intuyo el sueño. He apagado el ordenador y me he ido a dormir.

Y entonces, estando ya en la cama, he escuchado nítidamente, sin equívoco, el canto potente e inconfundible del cárabo común (Strix aluco), uno de mis búhos favoritos, junto a la ventana de mi cuarto. Imposible (he pensado). Pero el pájaro ha vuelto a emitir su reclamo.

Y entonces, en ese preciso instante, he saltado de la cama para -sin apenas pisar el suelo- dirigirme a la ventana del cuarto de al lado, dónde, por suerte, mi hija se había dejado la persiana subida a medias. Me he agachado un poco, he mirado hacia el jardín y...!zas!... efectivamente, ahí estaba: increíble, igual al que aparece en la foto, con toda su belleza, apenas a dos metros de mis propias narices, sin moverse, oteando el horizonte desde la punta de nuestro/su ciprés, bajo una luna llena que permitía contemplar todo su esplendor... y un escalofrío de emoción me ha recorrido el cuerpo.

He ido a avisar a mi mujer para que pudiera disfrutar como yo de la maravillosa escena, pero cuando hemos regresado a la ventana, el cárabo había decidido regresar al bosque. Le he escuchado cantar mientras se adentraba en él, su reino, el reino de las sombras.

Ya sé que tal vez os parezca increíble pero os aseguro que es lo que me acaba de ocurrir, y aquí lo cuento para dejar testimonio de este regalo que me acaba de hacer mi querida, adorada y agradecida naturaleza. Gracias.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola José Luis. Precioso y emocionante el relato que nos traes hoy a tu Blog. Tu vivencia me ha traido a la memoria mis encuentros con esta misteriosa rapaz nocturna. El ulular del cárabo es uno de los sonidos más maravillosos que he escuchado en mis años de salidas al campo. Un abrazo.

Óscar J. González.

José Luis GALLEGO dijo...

Gracias Óscar, yo opino lo mismo, siempre me ha fascinado esa voz trémula y profunda del bosque, de ahí mi sorpresa y la gran emoción que he sentido esta noche. Ya te contaré con detalle. Un abrazo amigo.