7 abr. 2009

ÁNGEL GABILONDO


Hace tiempo que sigo a una figura que me parece fascinante. Se trata del profesor Ángel Gabilondo: uno de los grandes pensadores de nuestro país, referente ético en este tiempo de incertidumbre moral que nos está tocando vivir. Me fascina lo que piensa y lo que dice, pero es que además me fascina cómo lo dice. Su palabra (dicha o escrita) me ayuda a creer que queda espacio para la esperanza. La esperanza en el ser humano y en lo que nos ha hecho humanos: es decir, adquirir y transmitir cultura. Eso es básicamente lo que hace Ángel.

Me gustaría compartir con vosotros algunos de sus pensamientos recogidos en las entrevistas aparecidas en el diario El País.

Son bocanadas de sensatez, ideas que me han ayudado a interpretar el tiempo que nos toca vivir, a corregir el rumbo, a dedicarme unos minutos a ese placer íntimo que es reflexionar.

Hoy, el presidente Rodríguez Zapatero le ha obligado a renunciar a su cargo como Rector de la Universidad Autónoma de Madrid para nombrarlo Ministro de Educación. Como padre me siento afortunado de que los rumbos de la enseñanza estén ahora en sus manos. Si le dejan aportará serenidad, reflexión y lucidez a la acción de gobierno. Y eso es un motivo de esperanza. Felicidades querido profesor.

"A mí me parece que falta amistad y comunicación. Conozco gente que no tiene ninguna enfermedad pero que no tiene salud. Hay un problema de educación, de cultura y de salud."

"El olor de los naranjos, la sensualidad: todo eso te hace menos peligroso. La gente que no disfruta el placer es muy peligrosa."

"Querer es que alguien entregue su propia vida por otro. Para mí, vivir, es vivir con otro."

"Tiene que aparecer la sociedad civil con toda su contundencia. Hay que ganar esa luz, en comunicación, valores, amistad."

"Lo que más me apasiona es el mundo de los afectos, a veces por personas y a veces, por ideas."

"Parece mentira, en nuestro contexto de privilegiados, que no seamos capaces de dar forma a una vida medianamente gozosa. Con la miseria, la ignorancia, el dolor, el sufrimiento, la pobreza que hay en el mundo. Me parece un defecto burgués."

"Tengo una pasión un poco enfermiza por la palabra. A veces tengo dolores de palabra. A veces hay una palabra por la que no duermo."

"Es determinante elegir. A mí me dan igual muy pocas cosas. Hay que preferir lo mejor."

"Me gusta que me guste algo: ir paseando y que me seduzca una corbata o un libro."

(Por si fuera poco, Ángel es hermano de la persona que me convirtió en adicto a la radio, que me ayudó a elegir profesión y por la que siento el mayor de los respetos: Iñaki)

1 comentario:

Anónimo dijo...

Angel Gabilondo DESDE JOVENCITO HA SIDO LA VANGUARDIA. Y SERÁ DE LO MEJORCITO EN EDUCACIÓN EN ESTE PAÍS.TENEMOS QUE AYUDARLE ENTRE TODOS. A VER SI DE UNA VEZ NOS LLEGA EL PACTO EN EDUCACIÓN QUE YA ES HORA.