13 ago. 2012

ALEX LORENTE


Lo conocí durante el rodaje de nuestro capítulo dedicado a las Illes Medes. Desde producción me habían informado de su carácter amable y su "buen rollo" a la hora de atender la petición de entrevista. Como biólogo y técnico marino del Parc Natural del Montgrí, les Illes Medes i el Baix Ter su aportación nos ayudó a poner en valor ese magnífico patrimonio natural que forma la desembocadura del Ter. Pero su colaboración fue mucho más allá.

El bueno de Àlex Lorente accedió a realizar una inmersión para nosotros acompañado de su compañero de buceo, mi querido y viejo amigo Salva Coll. Nos cedió sus imágenes de manera absolutamente desinteresada para ayudarnos de ese modo a dar a conocer a los espectadores de Riu Avall la rica biodiversidad que evoluciona bajo las aguas de las Medes, y sobre todo nos dedicó todo su tiempo, nos acompañó pacientemente a recorrer los principales lugares del parque, accediendo a esperar los turnos de rodaje e incluso ayudándonos a transportar parte del equipo.


Durante la comida me contó su trayectoria como biólogo marino, como llegó a las Medes, lo enormemente feliz que se sentía allí y los proyectos que tenía pensado llevar a cabo en el futuro inmediato (viajes a conocer a los últimos pescadores tradicionales del Mediterráneo, a estudiar las ballenas, a embarcarse rumbo a la Antártida... en fin a conocer mejor el mar y su vida para seguir defendiéndola con todo su alma) 

Por como me contaba sus vivencias y esperanzas me dio la impresión de estar conociendo a un auténtico enamorado del mar y de sus criaturas, de la naturaleza, de este hermoso Planeta Azul que tanto nos fascina (nos fascinaba) a ambos. Intercambiamos teléfonos y correos y quedamos emplazados para este otoño con el propósito de seguir compartiendo experiencias y buscar la posibilidad de colaborar juntos en un proyecto de divulgación que le rondaba por la cabeza y del que mes esbozó apenas unas ideas "ya te lo explicaré con más detalle después del verano" me dijo.


Hace poco mi hijo Pablo nos comentó que le gustaría iniciarse en el submarinismo y pensé automáticamente en Àlex. Tengo que llamarlo, me dije, y subir con Pablo a l'Estartit para que lo conozca y se convierta en el monitor de su bautismo de mar. 

Pero no. No va a poder ser. La mala suerte, el infortunio y la fatalidad hicieron que un simple desmayo, algo en apariencia tan simple pero tan letal en el mar, se llevaran para siempre a este hombre jóven, pleno de energía positiva, a este gigantesco Ser Humano de sonrisa honesta y mirada amable, inmensamente generoso, al que tuve la suerte y el honor de conocer en una mañana azul sobre el mar azul que lo abrazó para quedárselo (egoísta!) para siempre. 

Nunca te olvidaré Àlex, jamás. Espero que desde donde estés sigas alumbrándonos con tu bondad y ayudándonos a preservar este planeta azul que tanto amaste. DEP.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Gràcies per aquestes linies José Luis.

T'agradarà llegir aixo

http://blog.submon.org/?p=351&preview=true

Manel Gazo

José Luis GALLEGO dijo...

Moltes gràcies a vosaltres por donar-me a conèixer aquesta increíble història... m'heu fet plorar però us ho agreixo de tot cor. Una abraçada molt forta i ja sabeu on estic pel que necessiteu, el que volgueu, en memòria de l'Àlex, per aquest meravellós racó de planeta blau que tant s'estimava. Gràcies!

Anónimo dijo...

Yo también fui uno de los afortunados de conocerle, y d poder decir y llamar amigo. Gracias por estas líneas tan maravillosas y tan llenas de verdad, definiendo perfectamente como era.

Javier González.

Anónimo dijo...

José Luis,

Gràcies per tot aixó que has escrit, molt més que paraules, els teus sentiments. Efectivament, l'Àlex era així i tot el que feia era de tot cor. Ell era el primer que ho sentía i ho disfrutava, ens feia partíceps als demés i, entre moltes altres, ens va fer partíceps de la teva gravació a Riu Avall que vam seguir ben il·lusionats a casa amb els pares.
Va ser l'últim cop, ara no n'hi hauràn més amb l'Àlex, pero com he comentat a altres companys tot i que no us cal perquè, com l'Àlex és part de la vostra vida, us animem i us preguem de tot cor que seguiu fent cada dia allò tant meravellós que feu i que molts altres només podem admirar.
És la millor manera de mantenir i custodiar el record de l'Àlex.

Molts ànims José Luis, i moltes gràcies,

Toni Lorente