14 oct. 2009

DIA DE LLUVIA EN EL PUEBLO


Es una aldea del norte, un pueblín de montaña rodeado de prados verdes y bosques oscuros.

En una mañana fría de otoño, el cielo plomizo, empieza a llover. La gente no sale de casa.

En el bar el camarero barre mientras mira las noticias en la tele.

Las noticias dicen que en una ciudad lejana los líderes del mundo se han reunido para hablar del cambio climático que amenaza nuestro desarrollo.

Afuera sigue lloviendo.

Frente al bar un colmado abierto.

Es una de esas tiendas de ultramarinos en las que hay un poco de casi todo.

El agua cae ahora con fuerza y la tendera cierra la puerta, descorre la cortina de ganchillo de la ventana lateral y mira al cielo escrutándolo con sus ojos limpios.

El camarero apaga la televisión justo en el momento en el que la pantalla muestra un iceberg desplomándose sobre el océano helado. El hombre se quita el delantal y lo deja sobre la barra vacía.

La mujer de la tienda está leyendo una revista vieja en el mostrador de madera. Es una revista de peluquería, gastada y triste. Alguien entra en la tienda y ella deja la revista en la estantería de siempre, junto al resto de revistas añejas.

El camarero entra sacudiéndose el agua del anorak y saluda a la mujer: en la tele dicen que el clima esta cambiando -le comenta.

La mujer responde: ¿A sí? A mi hace tiempo que se me estropeó la tele. Tengo que bajar a la ciudad un dia de éstos a mirarme una nueva. O no. Y es que se vive tan tranquila sin tele... ¿Que te pongo?

Cuanta razón tienes. Ponme unos plátanos. ¿Te quedan yogures de plátano? Parece que hoy va a llover todo el día.

Parece. Ahora el tiempo está loco, igual no llueve en dos meses y luego se pasa una semana seguida cayendo agua. ¿Cuantos quieres?

De qué.

De yogures

Dos. Eso será del cambio climático ese. Se conoce que se funde hasta el hielo. A ver si mañana amaina un poco y puedo bajar a la huerta.

A ver.

Y si no bajaré al otro.

Pues eso.

(escrito en el tren, camino del trabajo, esta mañana, tras leer de soslayo en el diario de mi acompañante ocasional una notícia sobre percepción del cambio climático en España)

2 comentarios:

Ars Natura dijo...

A ver si amaina el cambio climático y puedo bajar a la huerta.

El cambio climático es constante a lo largo de la historia, simpre ha existido, aunque ahora quizás estemos acelerando esos cambios gracias a la huella que estamos empeñados en dejar en este planeta. Ojalá pasásemos por aqui sin dejar huella y dejásemos a la naturaleza ar sus pasos sin empujarla.

Un saludo.

PEDRO M. GODOY GRANADOS dijo...

CARAMBA!
El único nombre completo de alguien que estudiaba conmigo, que me acuerdo a estas alturas y por casualidad clicando tu nombre te encuentro.Te felicito por el destino elegido, siempre hay que cuidar una naturaleza tan mal tratada, no se si eso nos lo enseñaban en el colegio CLOSA,pero....... Felicidades y un cordial saludo!