6 jul. 2009

FELIX, LUISMI Y AFRICA... EL GRAN VIAJE

Mi admirado y querido amigo Manuel Vicent me dijo hace muchos años en un banco del Café Gijón de Madrid que el verdadero viaje es el que se inicia hacia adentro de uno mismo, por la ruta de la memoria, con rumbo al país de los sentimientos.
Siguiendo ese mapa he conseguido viajar a lugares en los que nunca he estado. Como Maasaini, la región de los Maasai, en África, a caballo entre las falsas (y absurdas) fronteras con las que el hombre blanco dividió Kenya y Tanzania: es decir, el paraíso. Ngorongoro, Amboseli, Masai Mara, Samburu, Lake Nakuru, Tsavo, Serengeti... Eso es Maasaini.

Mi guia por esa ruta de la memoria fué (siempre ha sido) mi hermano Luis Miguel Domínguez, a quien quiero tanto como admiro y al que debo buena parte de lo que soy, como individuo y como amante de la naturaleza. Un día me llamó al cuartel dónde estaba haciendo la mili para decirme que se iba para allí, para África, a bordo de un barco, con la ilusión como único equipaje. Y Luismi volvió de allí convertido en un auténtico morani de la cultura Maasai y su naturaleza. No conozco a nadie que haya explicado con más pasión, con más sentimiento y con más vocación de ayuda la belleza de aquellos lugares. O acaso sí. Tal vez hubo alguien que le precedió: Félix Rodríguez de la Fuente.

Ahora Luis Miguel y Félix nos invitan a recorrer aquel paraiso juntos. Gracias a una iniciativa de la Fundación Félix Rodríguez de la Fuente y del club de viajes Marco Polo, quienes tengan la suerte de poder disponer del dinero que cuesta el viaje pueden realizar el sueño que muchos hemos vivido hacia adentro: visitar Maasaini de la mano de Luismi, el mejor naturalista vivo, y guiados por la voz y los cuadernos de campo de Félix, nuestro añorado maestro.

Pinchando aquí encontraréis el punto de partida hacia ese paraiso soñado. Si tenéis la suerte de ir, por favor, escribidme para contarlo. Por el contrario, si disponéis de ese dinero y no lo invertís en esta experiencia tal vez os hallais equivocado de blog.

2 comentarios:

Pablo Fernandez Fernandez dijo...

Ojala dispusiera de tiempo y de pasta; es mi viaje soñado.

Jordi dijo...

Hola José Luís,

realmente Kenya y Tanzania son el verdadero paraíso. Personalmente, visité este pasado mes de junio el Serengueti, el Ngorongoro, el lago Manyara, la garganta de Olduvai y Zanzíbar. Ha sido el viaje más bonito de mi vida... sin duda! Es impresionante descender al cràter del Ngorongoro y ver como se va abriendo la niebla y las nubes mientras ves aparecer manadas de ñus, cebras, leones, avestruces, hienas, guepardos, rinocerontes... y todos concentrados en una misma llanura!. Se ha de ver en vivo.. verlo en foto o en los documentales de "La 2" sólo sirve para hacerse una leve idea. En muchos instantes me sentí como Livingstone, alucinando frente a paisajes impresionantes o puestas de sol de ensueño.
Por cierto, podeis leer un resumen en mi bloc de Lamalla.net (es en catalán).
http://blocs.lamalla.cat/bloc/jordipons/post/del_baix_llobregat_al_serengueti

I felicitats -José Luís- pel bloc!