12 jun. 2009

CARTA A FÉLIX

Querido maestro, he pasado un día con los tuyos y, créeme: debes sentirte muy orgulloso de ellos. Tu pequeña gacela se ha revelado como una observadora inteligente del terreno, con gran capacidad de trabajo, y una estratega muy sagaz a la hora de gestionar tu valioso legado.

Hoy hablas a través de Odile con renovados contenidos pero igual fuerza en el mensaje. La Fundación está bien dirigida querido maestro, y llamada a liderar el discurso de la sostenibilidad y la participación ciudadana en el cuidado del medio ambiente, a reclamar a nuestros políticos más y mejores herramientas para mitigar el cambio climático y conservar la rica biodiversidad que todavía atesora nuestra naturaleza.

Y tu Gran Dama sigue sosteniendo el estandarte de tu memoria como guía para las generaciones futuras. Su conciencia planetaria crece y se torna más lucida, como su belleza y elegancia, ajenas al paso de los años.

Cuida de todos nosotros querido maestro. Juntos vamos a seguir trabajando para avanzar hacia un desarrollo más limpio, sostenible y seguro, que nos permita legar a tu nieto Claudio (¡que hermoso cachorro!) y al resto de niños del mundo un planeta tan azul, verde y transparente, como lo ves desde "tu rincón de la galaxia".


No hay comentarios: