12 may. 2008

EL HOMBRE QUE SUSURRA A LOS ARBOLES

James Conroy, el hombre que susurra a los árboles (www.theTreewhisperer.com) presume de haber curado a cientos de hermanos vegetales, usando sobre todo sus manos y su intuición, de la misma manera que los quiroprácticos o los sanadores de reiki. Al cabo de más de 25 años como horticultor y experto en patología de las plantas, ha desarrollado su propio método –Green Centrics- para restaurar la energía a los árboles con una intervención mínima.

"A veces nos olvidamos de que los árboles tienen vida", recuerda Conroy. "Creemos que son como rocas, que siempre han estado ahí y siempre estarán... Los árboles tienen savia y un sistema vascular. Son tremendamente sensibles a la energía, y hay muchísimos factores que les pueden afectar, sobre todo en la ciudad: la falta de espacio vital, el cambio climático, la pobreza del suelo, el daño que le causan los animales, los estropicios que provocamos los humanos".

A los árboles se les puede tratar pues de una manera holística, o al menos eso afirma Conroy. Margaret Haas, que fue clienta suya, lo corrobora con su experiencia: "Mis tres acacias parecen haber revivido desde que se pasó por mi casa, en la calle 24. Y trató también a los árboles en los patios traseros de mis vecinos, y me hizo comprender que a los árboles no hay que aislarlos, que les gusta sentirse en comunidad... Ahí tienes los bosques".

Un artículo de mi amigo Carlos FRESNEDA publicado en el diario "El Mundo"

No hay comentarios: