29 may. 2019

El peligroso auge de las carreras de montaña

Nunca lo entendido, ni lo entenderé jamás. Como puede haber gente que acuda a la montaña sin respetar a la montaña: a su rica y delicada naturaleza, al frágil equilibrio de sus ecosistemas. Gente (no toda, por suerte) que, calzada con zapatillas fluorescentes y unas mallas de competición, solo piensa en ponerse a prueba a sí misma, en batirse contra sus propios límites sin prestar el más mínimo interés a los límites de la propia montaña. Esperemos que pronto se imponga la sensatez y el amor a la naturaleza y éste tipo de comportamientos desaparezcan.
Os dejo aquí mi artículo al respecto publicado en La Vanguardia




No hay comentarios: