9 may. 2014

PASEOS CON...EUDALD CARBONELL

Recupero aquí la sección "Paseos con" que publiqué en la revista "Integral" por encargo de su director, Paco Valero, entre los años 1996 y 1999, cuando además de dirigir el Área de Naturaleza de la revista decana de la prensa ambiental española, formaba parte de su Consejo de Redacción.


VIAJE A LOS ORIGENES

Con Eudald Carbonell por el Montgrí

Ha llegado cargado de libros y tras un breve desayuno en las terrazas del “Boira” de Girona nos dirigimos a los pies del Montgrí, la montaña mágica del Ampurdán. Desde allí iniciaremos el ascenso al Cau del Duc, la cueva donde el Dr. Eudald Carbonell estuvo viviendo durante casi un mes para elaborar su tesis sobre las poblaciones de Homo heidelbergensis que poblaron estos territorios hace 300.000 años.

Para este arqueólogo, catedrático de prehistoria, director de las excavaciones de Atapuerca, con cuyos compañeros recibió el Premio Príncipe de Asturias a la Investigación, lo hermoso de su profesión es el contacto directo con la naturaleza.

Una naturaleza, eso sí, humanizada, porque su trabajo es buscar al hombre en el paisaje. Las primeras descargas de conocimiento me llegan a media ascensión. Al detenernos a observar la inmensa llanura pluvial ampurdanesa, donde el primer referente es el ser humano (sus casas, sus vías de comunicación, sus campos de cultivo) entramos en materia. Porque esa presencia, lejos de molestar, cautiva la mirada de Eudald.

JL: Osea que esas construcciones no son un borrón en el paisaje

EC: En absoluto. En mi opinión no se puede entender el paisaje sin el pensamiento humano, sin la estructura, que es el conocimiento, porque el paisaje es esencialmente lo que pensamos. Nosotros vemos paisajes antrópicos. Por eso mostramos esa dificultad para interpretar los entornos naturales intactos. Nos resulta muy difícil interpretar un paisaje en el que los humanos, y me refiero al Homo sapiens del siglo XXI, solo podemos poner la carga simbólica del pensamiento sin llegar a ver nada reflejado en el terreno. Nos crea cierto pánico interno, aunque no lo digamos.

JL: Es decir, que nos reconfortamos sabiéndonos “en casa”

EC:  Así es. Nuestro comportamiento ante el paisaje es inicialmente como el de cualquier homínido, pero nuestra forma de pensar y entender lo que vemos nos permite montar una escala geológica. Así podemos relativizar muchas cosas que el resto de seres vivos solo entienden como actualidad. Sabemos interpretar, predecir. Por eso nos sentimos mejor en el medio antrópico, que esta tan homogeneizado, al contrario que el medio natural.

JL: Algo que suena a mundialización. Creo que eres muy beligerante respecto a ese proceso. Que lo rechazas desde el punto de vista antropológico.

EC: Porque es un proceso involutivo. Si examinamos nuestra especie como grupo observamos que en la actualidad existen especímenes que tienen un comportamiento primate, arcaico, pero que sin embargo han logrado acceder a puestos de poder en terrenos como la economía o la política, que son pilares básicos de nuestra sociedad. Y son esos individuos los que quieren homogeneizar el planeta, desintegrar la diversidad y este es uno de los peligros que nos puede llevar a la extinción. En el polo opuesto, hay una serie de gente como nosotros, los científicos, que no ocupamos puestos de poder y que preconizamos la integración de la biodiversidad, es decir, exactamente lo contrario.

JL: Estamos entonces ante una división ilógica de intereses como especie.

EC: Eso es. El proceso de mundialización esta comportando la destrucción de la diversidad cultural: el eje en el que estamos basando nuestra evolución como especie. La diversidad cultural es una forma de especialización de la diversidad biológica. Cuando alcanzamos los límites de nuestra especialización biológica, para continuar con los procesos de selección natural desarrollamos la diversificación cultural, y curiosamente esa otra forma de ir hacia delante nos puede permitir un desarrollo biológico superior. No vamos a progresar biológicamente a través de los procesos evolutivos que nos han traído hasta aquí. No creo que se produzcan grandes cambios en nuestra estructura biológica (al menos que actuemos por medio de técnicas de manipulación genética).

Yo personalmente pienso que cualquier progreso vendrá a través de la técnica, y que para ello hemos integrar la diversidad cultural, que es contribuir con la suma de los conocimientos de todo al mundo a la creación de una cultura planetaria, un pensamiento común, en el que no desaparezcan las culturas minoritarias sino que se integren en ese mosaico que ha sido la humanidad hasta la fecha. Nuestros antepasados vivían en zonas cerradas, en territorios inconexos, evolucionando en paralelo. Nosotros vivimos en un solo territorio que es el planeta Tierra. Y para garantizar nuestro proceso evolutivo se hace indispensable integrar todo lo que las culturas tienen de positivo. Solo así podremos evitar que todo lo que durante tantos miles de años nos ha permitido evolucionar tecnológicamente desaparezca. Integración de la diversidad y no homogeneización. Esa es la clave.

JL: Me gustaría que me comentaras tu teoría según la cual todavía nos hallamos en un proceso de humanización, que estamos todavía en camino hacia el hombre.

EC: Este tema ha levantado mucha polémica pero parte de un razonamiento lógico y científico según el cual es palmario que Homo sapiens todavía esta en una fase de humanización. ¿Cuándo seremos humanos? Cuando nuestra especie demuestre en todo el planeta una conciencia humana, cuando funcionemos como cualquier otro grupo animal totalmente desarrollado, con un objetivo común, priorizando la perpetuación de la especie, compartiendo el conocimiento entre los grupos que pueblan todo el planeta. Por eso los científicos apostamos por aumentar la inversión en escuelas, en investigación, en tecnología, en consciencia global, para que cada vez seamos mas los que trabajamos unidos para conocer mejor el planeta, la aldea global. Será entonces cuando podremos detener los procesos de autodestrucción y de deterioro ambiental y el destino común cambiará a mejor.

JL: Y cual es el camino a retomar para seguir humanizándonos


EC: La socialización de la técnica. Hay que democratizar el acceso a las tecnologías, hay que hacerlas llegar a África, Asia, Sudamérica, porque cuando toda esa gente tenga acceso a las mejoras técnicas se incorporarán grandes grupos humanos a la investigación y está avanzará a pasos agigantados. La socialización de la técnica nos hará mas humanos, sin duda, porque nos conducirá a un cambio estructural, a iniciar un nuevo ciclo evolutivo que evitará el estancamiento y nos permitirá el progreso como especie. 

No hay comentarios: